Lo que muchos estábamos esperando se materializó. El nuevo disco de The War On Drugs es una realidad luego del éxito rotundo que tuvo su predecesor Lost In The Dream hace ya 3 años. A Deeper Understanding es eso, una compresión más profunda de su disco anterior, fácilmente es una segunda parte, mantiene matices, sonidos, ritmos, melodías, etc; es un aglomerado de buenas decisiones en el que demostraron como se puede llegar a mantener un sonido que gustó previamente y que no moleste o nos haga pensar que ya era algo que habíamos oído antes. Un trabajo sólido que dará mucho de que hablar en los días, meses e incluso años por venir y puede llegar a ser catalogado como una obra maestra en muchos apartados de la producción.

Adam Granduciel, líder de la banda dejó entrever en numerosas entrevistas previas al lanzamiento del disco que había estado bastante tiempo tratando de encontrar ese sonido que los identifique, porque bien sabemos, The War On Drugs ha pasado por muchas etapas, sobretodo en los dos primeros discos; no nos cabe la menor duda que el sonido en A Deeper Understanding es justamente lo que estaban buscando porque es prácticamente Lost In A Dream pero perfeccionado; sin pelos en la lengua decimos que este es el mejor disco de la banda. Amor puro.Amor puro, eso es lo que oyes desde el segundo 1 hasta el segundo 3960. El disco tiene una duración de 66 minutos con 13 segundos y pasa en muy pocos casos que quedas con ganas de más, considerando que un disco que dure más de una hora es un alto riesgo sobretodo para fines comerciales, pues en este caso es todo lo contrario; pareciera que fuera un disco de 20 minutos, el dicho de “lo bueno dura poco” en este caso es una realidad.

Up All Night es la primera página del album, una canción con un bajo y batería frenética de principio a fin, puede que junto a Nothing To Find sean las más movidas del disco hablando de tempos. Otro punto alto que se tiene que rescatar es el orden de las canciones, el haber tomado la decisión de empezar desde lo frenético y terminar con lo romántico lo hace un producto en decrescendo y puede que ahí esté una de las claves de la solidez del mismo. Lo repasaremos más adelante.

A la ya anteriormente mencionada Up All Night le sigue Pain; es necesario desglosar esta canción ya que puede que sea de las mejores, es una canción progresiva a nivel de estructura que desde la mitad hasta el final es todo instrumental, golpea bastante los sentimientos, lo de “amor puro” que mencionamos antes no fue joda, es un disco que demuestra sus sentimientos como lo llegó a hacer su predecesor 3 años atrás. Es importante destacar que la presencia de la guitarra acústica es casi protagónica, tan solo un peldaño por debajo de la voz que es sin duda lo que puede llegar a enganchar, la tónica y la métrica es impecable de principio a fin, está muy bien cuidada.

Strangest Thing, otra canción de la cual sin duda hay que hablar; una balada rock con muchas guitarras y sintetizadores que nos puede transportar a diversas situaciones; es una canción que va bastante bien oír mientras conduces de noche; es ese tipo de canciones. La pieza escasea de voz en casi todo el track; tanto en versos y coros Adam canta muy poco, pero lo poco que dice es suficiente, otra más hecha a la medida y que se aprecia bastante.

A medida que el disco suena y suena hasta llegar a la mitad, nos topamos con Thinking Of A Place, una canción de 11 minutos y 11 segundos, un 11:11 de la suerte que nos quisieron regalar. Esta canción ya la habíamos oído un tiempo atrás debido a que fue el primer sencillo de este disco, sencillo lanzado en abril del presente año. El track tiene varios puntos en los que se estaciona; puntos largos e instrumentales que hace casi dos canciones en una, sin embargo, hay un minuto en especifico que nos parece el highlight del disco, dura aproximadamente unos 30 segundos y va desde el minuto 06:37 hasta el 07:05, lo acompaña la línea:

Come and take my hand, babe
There’s a turn in the road that we’ve been taking
Let it set you free
Because there’s a rhythm in the way that we’ve been moving
Yeah, there’s a darkness over there, but we ain’t going

El disco hay que recomendarlo en su totalidad, ninguna canción es más ni menos que ninguna otra, sería casi un pecado decir “oye solo estas 3”, es un disco sólido con un concepto claro y muy bien trabajado, lo que lo hace fácil de digerir. No podemos encasillarlo en un género porque es un poco de muchas cosas, tiene guiños hacia el rock de Fleetwood Mac de principios de los 70’s; mantienen un sonido indie y muy cuadrado. Duele decir que no parece un disco de estos tiempos, es muy bueno para ser verdad, sobretodo para la época que estamos viviendo en que es muy difícil encontrar música que valga la pena, Arcade Fire prometía ser esa esperanza pero terminó siendo un balde de agua fría con su último disco. A Deeper Understanding de The War On Drugs salva el gremio en esta ocasión y vaya de que manera.

Algo curioso es que el mismo día de lanzamiento de este disco se lanzó el primer sencillo del nuevo disco de Taylor Swift. Lo prestado que fue este disco para su análisis y reseñas opacó de cierta forma el lanzamiento de la estrella pop, por lo menos en páginas como Pitchfork, NME y Consequence of Sound. Eso es mucho que decir.

The War On Drugs / A Deeper Understanding
Muy bien trabajado a nivel estructuralPerfeccionaron su sonidoNo aburre y es un disco que no perderá vigencia
Ausencia de instrumentos como el saxofón
9.2Nota Final