Shinichirō Watanabe nos regala quince brutales minutos que conectan el primer filme con la secuela de Denis Villeneuve. Y con música de Flying Lotus.

La próxima semana por fin llega a la gran pantalla Blade Runner 2049. Aunque nos gusta la película de Ridley Scott (basada en ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, la novela de Philip K. Dick), nuestro real interés reposa en descubrir que tiene para ofrecer Denis Villeneuve tras Arrival.

Watanabe, por su parte, es famoso por dirigir las exitosas series de anime Cowboy Bebop y Samurai Champloo.

¿Quién es K?

Blade Runner 2049 se lleva a cabo treinta años después de los acontecimientos de la primera película; en ella, el oficial K del Departamento de Policía de Los Ángeles (Ryan Gosling) descubre un secreto enterrado durante largo tiempo que tiene el potencial de hundir lo que queda de la sociedad en el caos. El descubrimiento le lleva a buscar a Rick Deckard (Harrison Ford), un ex Blade Runner que ha estado desaparecido durante décadas.

El de Watanabe es el tercer cortometraje que sirve como precuela a la nueva entrega: el primero fue 2036: Nexus Dawn centrado en Jared Leto, y 2048: Nowhere to Run.

Puedes verlo siguiendo este enlace.