Una de las cosas que más llama la atención de Liga de la Justicia es que no hay ninguna “oscuridad interior”. No hay tragedia, ni heridas del pasado que vayan encaramadas en los hombros de los protagonistas como fantasmas diabólicos. Hay trasfondo y consecuencias, claro, arrastradas desde Batman v Superman: Dawn of Justice y La Mujer Maravilla principalmente, pero solo salen a flote cuando se necesita establecer un terreno común para que dos personajes aclaren sus diferencias éticas.

Desde esta perspectiva, Liga de la Justicia va más en la línea de las películas clásicas de DC, como los Superman de Christopher Reeve o incluso las dos Batman de Tim Burton. Esta sensación no es casual: durante la película, Danny Elfman incluye en la banda sonora el tema clásico de John Williams para la Superman del 78 y hasta su propio tema para el Batman del 89.

Esto es un acierto y una aberración, y describe qué es la nueva película de Zack Snyder: un retorno a las raíces intentando condensar todo lo aprendido en el camino (la humanización del héroe, sobre todo) pero que inevitablemente deja de lado muchas de las propuestas que le habían otorgado personalidad a esta nueva etapa cinematográfica.

Es una lástima, por ejemplo, que el legado musical de Hans Zimmer esté prácticamente muerto: el tema de Mujer Maravilla solo se usa una vez, al igual que el de Man of Steel (coño, que la versión de BvS es una belleza):

Duele por un lado, porque “desandar” la senda es acercarse al convencionalismo, es traicionar el espíritu de lo que ya venía tomando forma, a pesar de sus desaciertos. Por otro, pareciera casi como un reinicio. Visualmente se conservan los excesos de Snyder, pero narrativamente el tono es mucho más ligero. No llega a convertirse en una comedia, y a pesar de la adición de Joss Whedon a último momento, el filme es coherente.

La Liga vs CGI

Básicamente, la película trata de un villano de CGI, Steppenwolf, que quiere reunir tres cajas para destruir el mundo, y la Liga debe reunirse para formar una alianza y detenerlo. A pesar de lo simplona que es la historia, el guion tiene más hoyos que un colador de pasta. Es decir (y esto no es spoiler, porque lo dicen que si a los diez minutos), ¿por qué dejaron todas las cajas en la tierra? ¿Por qué esperaron convenientemente para activarse tantos siglos, en vez de hacerlo antes? ¿Por qué Batman no acudió a Lex directamente para averiguar todo lo que sabía al respecto de las mismas? En fin, solo por poner unos pocos ejemplos.

Steppenwolf es el peor villano que ha tenido DC hasta ahora (mmm, aunque Enchantress…), vacío, acartonado, malo porque sí. Uno más para el montón. Está bien que la idea fuera usar las formas más tradicionales del género para narrar una lucha clásica del “bien contra el mal”, pero coño, “el mal” podía darse el lujo de ser un poquito más carismático o un poquito más “malo”, sin necesitar de una justificación ambigua de cuestionables proporciones. Además que su ejército de bichos es casi tan impersonal como él.

Este es el punto más débil de la película, y es una lástima.

La fortaleza de la ética

En general, Liga de la Justicia no intenta ser un thriller o un drama de dudas existenciales que lidian con el enfrentamiento de los hombres con sus dioses (BvS, otra vez…). No. Por el contrario, es un tratado heroico sobre lo que significa liderar, ser un ejemplo para los otros y hacer lo correcto. Es una perspectiva que parece muy blanda, pero que dentro de su empequeñecimiento narrativo consigue mucha más efectividad. Como dicen, “el que mucho abarca, poco aprieta”.

Y si DC consigue pulir esta idea, este enfoque hacia sus héroes, puede que consigan lo que parecía imposible hasta ahora: construir un universo cinematográfico propio, menos oscuro, pero de todas maneras diferente al de Marvel, cosa que nos beneficia a todos porque habrá películas de superhéroes para todos los gustos.

Quedará el “Que hubiera sido sí…” porque probablemente no veamos nada más en la onda “darks” de DC. Pero por los momentos está bien. Al menos ya tienen (o eso parece) una identidad.

Liga de la Justicia está dirigida por Zack Snyder y protagonizada por Henry Cavill, Ben Affleck, Gal Gadot, Jason Momoa, Ezra Miller & Ray Fisher.

Liga de la Justicia [REVIEW]
Cada miembro de la Liga tiene tiempo equitativo en pantalla.Visualmente conserva todo lo majestuoso (y excesivo) de Zack Snyder.Dos de las grandes batallas consiguen ser muy creativas a pesar de las convenciones del género.
El villano es zZZZzzzZZZzzz...No continuar con el legado musical de Hans Zimmer es un crimen.El guion tiene más hoyos que un colador de pasta.
7.2Entretenida